Lanzamiento
Panamá con Plan de Acción para la Reducción del Consumo de Sodio y Eliminación de Grasas Trans (2022-2025)

 

Panamá, 13 de diciembre de 2022 – El Ministerio de Salud de Panamá (MINSA) con la colaboración del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP) y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) realizó el lanzamiento del Plan de Acción para la Reducción del Consumo de  Sodio y Eliminación de Grasas Trans en Panamá 2022-2025.

El Plan de Acción para la Reducción del Consumo de Sodio y Eliminación de Grasas Trans en Panamá 2022-2025, es el resultado de consultas con diferentes actores claves del sector gubernamental, no gubernamental, la academia, la sociedad civil y agencias de cooperación internacional.

El Dr Luis Francisco Sucre, ministro de salud, mencionó que el país viene implementando la Iniciativa Global HEARTS, el cual incluye cinco diferentes paquetes técnicos que al realizarlos de manera coordinada tienen un impacto en la mejora de la salud cardiovascular; Panamá ya ha iniciado acciones con las estrategias del control del tabaco relacionadas al paquete MPOWER, en la gestión de las enfermedades cardiovasculares; en la atención primaria de Salud con el paquete HEARTS, hoy se da inicio a la implementación de los paquetes SHAKES sobre reducción de sodio y REPLACE sobre eliminación de grasas trans, los cuales los cuales constituyen ejes importantes en el combate de estas enfermedades.

En la construcción de la hoja de ruta de este Plan de Acción, se incluyen seis líneas de acción:

Línea de acción 1: Organización de los grupos, institucional, expertos y de trabajo para el diseño e implementación de políticas para la reducción del consumo de sal/sodio y eliminación de grasas trans.

Línea de acción 2: Vigilancia. Medición y monitoreo del uso y consumo de sal y grasas trans.

Línea de acción 3: Movilización del sector. Promover la reformulación en el contenido de sodio y grasas trans, con base en categoría y subcategoría, en alimentos procesados.

Línea de acción 4: Formulaciones de legislaciones y normas. Instaurar normas eficaces y exactas para el etiquetado y la promoción de los productos alimenticios.

Línea de acción 5: Conocimiento. Educar y comunicar a la población la importancia de la reducción del consumo de sal/sodio.

Línea de acción 6: Entorno. Promover entornos que favorezcan una alimentación saludable.

Para su implementación, se incluyen una serie de importantes actividades para las cuales se requiere la participación de diferentes actores e instancias, por lo que el Dr. Luis Francisco Sucre hizo un llamado a sumarse para que juntos caminemos por esta ruta para el bien y la salud de nuestra población panameña.


Durante el acto inaugural el magister José Renán De León, director del INCAP mencionó que entre las principales causas de muerte y morbilidad se encuentran las enfermedades isquémicas del corazón, las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes mellitus, la hipertensión y enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, por lo que desde el 2018 el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana, aprueba la Estrategia Regional para la Reducción del Consumo de Sal y Sodio en Centroamérica y República Dominicana 2019-2025, por lo que este Plan de Acción ayudará en avanzar en el cumplimiento del mismo. Panamá al iniciar este plan, se convierte en ejemplo para la región centroamericana y estamos seguros de que será exitosa, como lo ha sido en temas como el tabaco y la eliminación de los desórdenes por deficiencia de yodo.

La Dra Zohra Abaakouk en representación de la OPS/OMS Panamá mencionó que ante las consecuencias de las ENT a través de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, los Estados se han comprometido a hacerle frente a las ENT; por lo que dentro de las metas para el 2025 está el lograr una reducción global del 25 % en la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas, lograr la reducción del 30% de la ingesta media de sal/sodio y para ello la OPS ha establecido metas de reducción de sodio según categoría y subcategorías de alimentos; además de reducir el contenido de ácidos grasos trans de producción industrial a no más de 2 gramos por cada 100 gramos de grasas totales en todos los alimentos y prohibir el uso de los aceites parcialmente hidrogenados, la fuente principal de ácidos grasos de producción industrial en los alimentos.

Durante el evento se presentaron los resultados del estudio sobre «Contenido de sodio y grasas trans en productos envasados en Panamá» en el que se revisó la información nutricional de 1341 productos de diferentes supermercados, encontrándose que el 74% de los productos excedieron las metas de sodio de la OPS para el 2025, principalmente en sopas, mantequillas, margarinas, panes, frijoles envasados, salsas, cubitos, polvos para sazonar, embutidos, quesos y pescados enlatados, entre otros. Entre los principales productos que declararon usar aceites parcialmente hidrogenados en su lista de ingredientes estaban las confiterías de chocolate, barras energéticas, y aderezos y postres dulces, pasteles, galletas, mantequilla y otras grasas.